Sunday, June 20, 2010

POEMAS DE TALLER: Mi casa, de María Eugenia Catoni, Pto. Ordaz, Venezuela.


Y por coincidencia siguen las casas; una de las alumnas del Taller de Creación Literaria que, compartí con mis talleristas en el Museo de Arte Moderno Jesús Soto, en fecha reciente, me regala este poema: Mi casa. Se trata de la artista María Eugenia Catoni, pintora y diseñadora gráfica. Es su primer poema y con agrado, (tal como los otros que estarán en el blog), lo hago llegar a los visitantes de esta página. Luego se publicarán los trabajos de las cuatro seleccionadas en Poesía y Cuento y así cumplir con lo prometido durante ese breve encuentro con la palabra poética. tc.


Mi casa (homenaje a Teresa Coraspe)

En tus paredes quedó mi impronta ¿recuerdas?
Te decía ¿qué no te decía? Sobre esa pared negra con mi pincel lleno de un
blanco
Te dejé mi sabor.
Cada casa que habito la hago mía ¡pero mía muy mía! por eso mis
recuerdos son profundos es muy difícil borrarlos mira que trato

Mudanzas tengo muchas casi no recuerdo cuantas pero mis casas
¡Ay! Cada una tuvo piel
Sabor
Olor
Inconfundibles fácilmente puedo describirlos sin pensarlo dos veces
Cada rincón
Arañas
Quejidos
Recipientes

En mi infancia hubo una de sabor muy amargo de paredes que duelen
tormentosa la pobre
humillada
sin esperanza
La enterré profundo muy profundo con capas y capas de algodones unas
Veces otras con mieles
Flores
Gasas
Tules y perfumes

Sueños imposibles de realizar
Cuando tomo mi casa todo cambia su piel mi piel la disfrazo con múltiples
caretas
Llora mi casa sabe de su abandono dos años tratando de dejarla y ella se
aferra fuertemente a mí
Le escribo en las paredes le hablo le digo que tengo que partir
He dado muchas largas le susurro al oído ella se estremece y grita ¡me pide que la
cuide que limpie sus pasillos
Cuartos
Baños!


Yo tengo que partir
Volar
Perderme en la distancia
No queden más recuerdos y ella ya no habla sabe que me ha dado una

vida jamás imaginada

Salgo y me miro en la distancia

En la nube
Volteo la brisa me alcanza

creo ver aquella casa sin puertas

tu casa

la construida en el viento

Maria Eugenia Catoni. ( MaEga)

Puerto Ordaz, 1º de Junio, 2010







8 comments:

teresa coraspe said...

La pintora María Eugenia Catoni, en la portada de la Revista Fauna Urbana que dirige el escritor Carlos Yusti. En los próximos días se incluirán los trabajos seleccionados de los demás participantes al Taller. Sólo me sorprendió la dedicatoria, pero fue su elección...
Un abrazo a los lectores de este blog. Teresa.

Artista Plástico said...

Gracias Teresa por publicar mi poema, y gracias por ser mi profesora, cuando leí dos de tus libros, ¨Tanta nada para tanto infierno ¨ y sobre todo, ¨La casa sin puertas ¨, te sentí tan cercana que realmente quise hacer ese pequeño homenaje a quien se merece muchos!. Recibe mi cariño
En ¨tanta nada para tanto infierno ¨ tuve el impulso de ilustrarlo

Gabriela said...

Hola, Teresa bellísimo poema dedicado.
Hoy me llegó desde Córdoba la Revista Decires Nº 6 donde aparece tu entrevista.
Entonces mientras ojeaba la misma me encontré con un poema de Eduardo Dalter, un excelente poeta Argentino que creo será y fue publicado en tu patria y leyendo su poema nuevamente me acordé de tí.


"Sería bueno vivir en una casa"

Sería bueno vivir en una casa
sin que nadie venga religiosamente a visitarte
una vez al mes con un recibo.
Bueno sería meter clavos, cuadros,
que quedarían para siempre,
o al menos para el siempre de la mujer que te ame
y de vos mismo.
Y bueno seríua plantar un árbol en el medio del fondo de esa casa,
sin que nadie venga religiosamente a visitarte
una vez al mes con un recibo.
No hablo de ser propietario ni de ser co-propietario, ni de herencias, bienes raíces, y esas cosas.
Digo que sería bueno vivir en una casa
sin que nadie venga religiosamente a visitarte
una vez al mes con un recibo.

En "Versus"(poemas del 1971 al 1984) Eduardo Dalter.


Te mando un abrazo gigante amiga...

Gabriela.

teresa coraspe said...

Vaya que alegría entre lo triste que siento todo; he leído a Dalter, buen poeta, amiga. Estos poemas de Taller, ya lo sabes los realicé en el Museo de Arte Moderno Jesús Soto; justamente ahor acabo de subir otro poema que escribió Isabella, y se me olvida decir el nombre de ella y mencionar el taller, es que vivo en una casa donde realmente ahora, la estoy volviendo loca, haciéndole algunos arreglos, para que se siente a esperar las visitas, por supuesto, no de los que cobran recibos, sino de los que sueñan un mundo mejor, y recibir a los poetas con música, vino, y poesía, ¡qué grata vida sin pensar en los problemas de lo cotidiano!, gabi. Y qué alegría reiterada al tener amigas como ustedes y amigos ausentes que también rondan por ahí, ¿qué será de Pedro Pablo, Gabi,...? Bueno, es la tarde y voy corriendo a escuchar como anda de revuelto este país. Un abrazo con recuerdo. Gracias por ese bello poema, creo que las casas andan de paseo este tiempo, haciendo algarabía por las calles. Teresa.

Karla Pravia Álvarez said...

Vaya, vaya, la señora Catoni tenía guardado esa sorpresa, no conocía su talento como versadora de la palabra. Vaya para ella y usted un gran abrazo de esta guayanesa.

teresa coraspe said...

Gracias Karla, mira que te habías perdido, o mejor dicho nos habíamos perdido, así es la vida, porque mientras estamos vivos nos encontramos de repente. Gracias por pasar por aquí y dejar tu mensaje. Te dejo mi saludo y un recuerdo de Teresa.

nancybv17 said...

Hola Teresa, lamento no haber asistido a tu Taller, créeme me hubiese gustado. Será para el próximo. Esa foto actual que compartimos en aquel momento me gusta. No he tenido mucho tiempo en estas semanas para comentar sobre actividades en nuestra ciudad. Mucha viajadera.Y de éste,tu espacio,que tanta falta nos hace,tambien hay que proyectarlo aún más. Es necesario. Un gran abrazo poeta!.

nancybv17 said...

Hola de nuevo Teresa. Te cuento que a Mara Vitanza le publican un libro de bolsillo, junto a otros 9 artistas plásticos (MIN. Cultura) Entendí es en la GAN-Caracas el 28 de este mes. Merecido homenaje a la Mara de la Florencia que tanta huella ha dejado en Ciudad Bolívar con su Escuela de Cerámica. Planeamos hacer presencia en ese homenaje. Enhorabuena, Mara recoge su cosecha. Saludos !.