Tuesday, June 17, 2008

Últimos días de una casa y unas palabras para Josefa...



PALABRAS PARA JOSEFA ZAMBRANO Y ULTIMOS DIAS DE UNA CASA DE DULCE MARIA LOYNAZ
Teresa Coraspe

Abrir el correo y encontrarme con el texto de JOSEFA ZAMBRANO y volverlo a empezar a leer como por arte de magia, es una delicia, una maravilla un asombro que no tiene fin; mucho más ahora cuando ha llovido durante toda la noche y la mañana está bellísima como para ir a sentarse frente al mar cubano o frente a nuestro río que es por demás bello. Pero amiga, leerte es profundizar en ese enamoramiento interior por la poeta cubana; es como ir por el río de la sangre que todo lo atropella en una convulsión de los sentidos. No puedes imaginarte, querida Josefa, las una y mil veces que he releído y vuelto a leer tus palabras, sin siquiera, (hasta hace poco) haber tenido la dicha de saborear una palabra completa de Dulce María Loynaz, pero tú supiste seleccionar la metáfora exacta, el verso preciso, donde la soledad, el amor y el tiempo se conjugan para hacernos disfrutar una atmósfera plena. Y si textos tan malos como los de Isabel Allende, fueron una maravilla al llevarse a la pantalla ¿te imaginas, querida e inolvidable amiga, lo que sería ese trabajo tuyo con un guionista de los tan buenos que existen en el mundo de la cinematografía? Tanto me ha apasionado la relectura de "tu" jardín... que he vuelto sobre toda tu obra, y muy especialmente en "Taumaturgias del Verbo", donde también pusiste lo mejor de ti en "Marie-Pierre Fernandes: cerca de Kateb Yacine, lejos de Nedjima", es un hermosísimo canto al amor, la amistad, el dolor y la ausencia que corroen el mundo en determinados momentos históricos y que como una gira infernal, se repiten a lo largo del mundo. Y que aún existan, en pleno siglo XXI, mentes fijadas en la Edad del oscurantismo. No querida, no puedo dejar desapercibido ese hermoso texto. Tengo que expresarme, porque no sabemos si podremos hacerlo en el futuro, no tanto por la coyuntura política de un régimen, también oscuro; sino por el espacio y el tiempo vital. Es tan breve, la vida, cara Josefa, tan desconsideramente sorprendente que volver cada minuto a respirar es como un gran milagro de Dios y de los dioses. Tu libro merece ser leído por toda persona que le agrade la buena lectura, los libros que son de calidad como los que tú escribes. ¡Mucho tiempo de amistad y poco de reconocimiento! Hoy te dedico este espacio de "Ojo de Buho", para promover la lectura, que es lo que deberiamos hacer: leer para que el espíritu se forme y controle en la faena del amor, la amistad y el conocimiento; para erradicar de una vez por todas el maniqueísmo y la controversia banal y así poder construir un mundo donde las ideas sean libres y aunque pareciera una contradicción, pero no lo es, porque cuando en el mundo atropellan y fusilan a las personas por sus ideales, se ve que hay algo podrido en el ser humano, y no sólo en Dinamarca, y no sólo en la Literatura, sino en todo el orbe. ¿Qué más podría añadir, sino unos poemas de Dulce María Loynaz, esos que tú has saboreado al calor del recuerdo, de palabras que te llegaron en forma profunda y penetraron tu alma de escritora, con ese fuego que sólo anida entre los buenos.

Poemas de Dulce María Loynaz:

LA BALADA DEL AMOR TARDIO
Amor que llegas tarde,

tráeme al menos la paz:

Amor de atardecer,

¿por qué extraviado camino llegas a mi soledad?

Amor que me has buscado sin buscarte,

no sé que vale más:

la palabra que vas a decirme

o la que yo no digo ya...

Amor...¿No sientes frío? Soy la luna:

Tengo la muerte blanca y la verdad

lejana...No me des tus rosas frescas;

soy grave para rosas. Dame el mar...

Amor que llegas tarde,

no me viste

ayer cuando cantaba en el trigal...

Amor de mi silencio y mi cansancio,

hoy no me hagas llorar.

QUIEREME ENTERA

Si me quieres, quiéreme entera,

no por zonas de luz o sombra...si me quieres,

quiéreme negra

y blanca. Y gris, y verde, y rubia,quiéreme día

quiéreme noche...

¡Y madrugada en la ventana abierta

!si me quieres, no me recorte:¡quiéreme toda...

o no me quieras!

Han sido muchos los trabajos que se han escrito sobre Dulce María Loynaz, cubana, nacida en 1902, y para la posteridad, un domingo 27 de abril de l997. En l992 obtuvo el Premio Cervantes para honrar una vez más tanto al premio como a la feliz ganadora.

Tomado de la página "Ojo de Buho", que dirige TC en www.arteliteral.com

4 comments:

vocesdehoy said...

Sabes que me pierdo en su obra y en su historia. Entonces no comento, te dejo mi homenaje a ella que me inspiró en éste momento.

Un abrazo.


A Dulce María.

Yo dentro de ella.
Ella dentro de mí
Su voz tejiendo promesas.
Mi voz quebrando llantos.

Su mar es el mio;
su cielo mi trigo.

Su nombre mi postre;
mi noche su encuentro.

Busco su mano
y encuentro poesías.
Le entrego las mias
me colma de flores.

Estoy tan distante
y ella tan cerca.
Se abren las puertas.

Morimos de amor.

teresa coraspe said...

Gracias por estar y revisar mi blog. Este trabajo es del año 2005.
Un abrazo grande. Teresa.

Gabriela said...

Hola, Teresa, que bellas líenas para tu amiga, debo entrar a leer algo de ella, pues ahora me intriga, y quiero leer.
Bella la inspiración de Pedro, toda una canción...Felicitaciones a ambos.

Gabriela.

guijarroamatista said...

son sutiles los veresos y tan hermosos, que de gozo mi alma está hechida, no tienen rima tan sólo melodía que escucho asomada a esta ventana. Donde la luz entra de buena gana a esta mente que ahora está confundida, no dejéis de escribir amanecidas, ni albores de ocaso trasparente, dais luz y soplos de aire fresco donde yo refugio mi alma y mi mente. SALUDOS A TODOS DESDE ESPAÑA ANTONIA