Wednesday, February 10, 2010

POEMA DE ALEJANDRO CARDOZO UZCÁTEGUI, (Venezuela)

Haití


A Abdulaye Wade

Por Alejandro Cardozo Uzcátegui

Haití

Haití

Haití

(en marcha sin pompa)

Haití

su mar sin sal

un Cristo negro

un vudú

un pecado

un millón de pecados

de la Europa de nadie, ni de Francia, ni de ellos, ni mía ni tuya, ni de Dios

mala, mala, mala, mala llevaste esclavos a todas partes

terrones de azúcar en forma de esclavos

terrones de esclavos en forma de azúcar

dulce tristeza

dulce maldición

dulce Vudú

se quebró Haití como el azúcar
como el terrón de azúcar, látigo y muerte que fueron
-sangre dulce no sangre azul…bebimos sangre dulce en Haití-
no somos Francia llena de azúcar sangre lágrima muerte
nadie les dijo Haití Haití Haití Haití (marcha a tambor frenado, denso, pausado pero
estruendoso… léase que es en tambor mayor)

Haití quién te pidió

quién te reclamó a la tristeza

doné un millón de dólares porque soy
tenista, soy blanco soy campeón de fórmula 1,
soy actor porno y actriz soy cool me meto cien gramos de cocaína… hace 250 años me metería por la nariz cien gramos de azúcar de Haití

que son cien gramos de cocaína de hoy
soy cool mañana donaré un millón más
soy golfista soy transexual blanco
de Ámsterdam y mi Congo Belga y Leopoldo el demonio

que pena con Haití

Haití
Haití
Haití
(marcha en sol tambor sangre mayor densa de Haití)

quiero adoptar un haitianito
lindo
chévere
como si fuera actor
blanco
de Hollywood no-vudista
campeón de fútbol
-para colmo- del París Saint Germain
para esclavizarlo y ahora que arree con mi culpa color azúcar

Haití

Haití

Haití (léase marcha fúnebre con tambor)

Haití

vente pa cá que hoy te arrullarán en el medio
de la culpa por el azúcar derramado

Haití

Haití

Haití

(en dolor mayor sol negro color azúcar blanca francesa, tambor vudú-vudú-vudú)

Haití

Haití

Haití

creo no saber
dónde están tus dioses.

1 comment:

Noris said...

hermoso poema, no podía esperarse otro cosa del hijo de un gran poeta. Al padre siempre... siempre lo admiré por su inteligencia y su bondad al hijo le deseo la vida plena,con sus tropiezos y sus levantes,con sus penas y alegrias... de ella se nutre la poesía