Sunday, October 31, 2010

LA MUCHACHA DE FIRENZE, A MARA VITANZA


Vino de la Italia de Post-guerra, un día; aquí en Ciudad Bolívar del río creó la Escuela de Las Artes del Fuego: "Alejandro Colina"; enseñó dibujo, pintura y cerámica. Su obra ha sido reconocida en todo el país, numerosos catálogos nos hablan de su arte: esas formas de luna que son hermosas y que sus manos han recorrido con toda la ternura de una gran artista. Mara es para el tiempo, no cabe duda. Ahora está enferma, la vida es así, tiene su ciclo. No voy a referirme a su amplia biografía como artista, ni a su esposo Franco Vitanza que tanto luchó por una Venezuela libre de malaria y tantas otras enfermedades que, azotaban al territorio esos años cuando la medicina, era el valor del campo y el esfuerzo personal íntegro. Sólo quiero regalarle unas letras, quizás pocas, para lo mucho que merece: Ella la muchacha de Firenze.

La acompaña en la foto su hijo Ricardo, Arquitecto y ex-director de Turismo del Estado Bolívar, quien en la sala lee para ella la ofrenda de una mujer que la admira y quiere, con esa admiración del silencio y la ternura. (fOTO de Nancy Belgrabe)

Teresa Coraspe.


LA MUCHACHA DE FIRENZE


Ella
la dueña del espacio
y de las formas
de la casa alta
y castillo de luces y colores

Ella
bella muchacha de Firenze
de la eterna negrura entre los ojos
cálida y suave/
al trópico encendido
llegaste
hace ya mucho tiempo
y vives y creces entre raíces
que tu mano voladora
y risueña trazó
en la hondura de las paredes y el lienzo
en los fulgores de luna y terracotas
verdes arenas movedizas
entre tus manos
abiertas a la belleza imperecedera
no has de crecer
entre los rincones de la casa
ni de una habitación lúgubre
donde la magia destejió
vestidos rotos
Tú eres etérea y vuelas
te desplazas más allá
de lo que sólo puede ser
percibido por el alma

Muchacha de Firenze

soñadora de sueños
soñadora de imágenes
siempre joven y eterna
sin tiempo
con las plumas celestes del alba

eternamente señora de tus manos.

a: Mara Vitanza
26.10.2010

2 comments:

Gabriela said...

Qué belleza de historia, y que poema encantador...Dulce, con magia y muchas imágenes que nos hacen imaginar a esa muchacha...
Súper abrazo Teresa...


Hay imágenes de esas lunas.

nancybv17 said...

Precioso Teresa!!...Mil gracias por tanto cariño y amor hacia esa única mujer florentina que llegó a éste su trópico tan amado!! Cada día se maravilla Mara ante tanta belleza de colorido salvaje, ante tanto cielo azul..ante tando verdor..siempre con su alma de artista a flor de piel. Hasta tí Tere, mil bendiciones a tan
prodigiosa pluma !! Un cálido y afectoso abrazo!!.