Saturday, January 29, 2011

El que oye la piedra, de Manuel García Verdecia (Cuba)


el que oye la piedra
Hazme el que oye la piedra
R. M. Rilke


Tú que se dice estás en lo hondo en lo alto en lo invisible
para poder aquello cuanto se pueda
permíteme escuchar el silente hablar de las cosas
me cansa ya la torpe cháchara de mi tiempo
hay tantas pero tantas palabras sin nervio que marean
incontable hojarasca de un otoño que no se renueva
droga peor que la heroína
no lo parecen y te dejas y te pierdes
todos vierten palabras al vacío del mundo
horas meses quinquenios de palabras invasiones de palabras tiranías de palabras
chocan entre ellas y se alzan en un tornado estridente
allí creemos notar asomos de un puente a lo posible
pero no llevan médula solo huesos roídos
¿por qué damos siempre lo que ya no sirve?
¿por qué queremos engatusar al otro
si en lo que vemos ganancia hay también engaño?
¡ah qué cargante es todo esto!
oscilamos en un oleaje turbio que ni cesa ni avanza

¿por qué no hablar el alma y sus potencias
ese lenguaje que late en la muda piedra?
el viento cuando me palpa ¿qué intenta decirme?
la lluvia cuando me besa ¿qué quiere pedirme?
las estrellas con sus guiños ¿qué nos advierten?
todas esas piedras que miran atentas ¿qué saben?

vivimos una estación de falsificaciones
de palabras y gestos cubiertos en piel de cabra
siempre tras la primogenitura
nos cuesta discernir la liebre del gato el ungido del falsario
gastamos nuestras pocas monedas de irremplazable tiempo en baratijas que no sustentan el ser
y escapan a nuestro lado las aladas semillas de lo cierto

oh Tú poder que todo puedes
enséñame el lenguaje de la lluvia y las nubes
del ave en vuelo y la tamizada luz
hay un habla indecible que está en mí y quiere brotar
no quiero más este sujeto dentro y predicado fuera
que todo sea sujeto sin necesidad de predicado

no quiero más que esto
piedra que escucha la piedra
viento que entiende al viento
agua que habla al agua

27-07-09, Holguín -Cuba

2 comments:

Ondina said...

Un Poema Magnifico, maravilloso, sin palabras que decir. Es. Sentir.

teresa coraspe said...

Gracias, Ondina, toda su obra es magnífica, creo que no verá este blog., por eso te respondo. Un abrazo. T