Monday, July 23, 2007

EL PENSAMIENTO DE SIMÓN BOLÍVAR, TAL COMO ES.

Riolama Fernández, Bio. M. Sc.

SIMON BOLIVAR DEMÓCRATA, REPUBLICANO Y LO QUE PENSABA DE LA CONTINUIDAD DE LOS GOBIERNOS.


El pensamiento político de Simón Bolívar, la ideología bolivariana, el alma de su acción, es profunda y definitivamente democrática. Solamente la democracia se compagina y corresponde con su sólido propósito de emancipación política, igualdad social, justicia económica, unidad americana, conciencia histórica y perfección moral. Cualquier otra fórmula es incompatible con el pensamiento y línea mental de Bolívar y con la proyección de su esfuerzo en todos los órdenes de lo social.

Las diversas definiciones de la democracia coinciden que se trata de un “gobierno Republicano-Popular, decidido por la intervención de la mayoría políticamente apta” y es precisamente este fundamento teórico-político el que caracteriza a todos los gobiernos planificados por Bolívar.

La idea de Bolívar es anterior a la de Lincoln “Gobierno del pueblo, por el pueblo para el pueblo”, La propia noción de pueblo gana en Bolívar una noción más elevada, a veces tergiversada, donde, el concepto de igualdad es concebido como una igualdad de derechos a disfrutar de los bienes, reconociendo y respetando siempre las diferencias individuales.

En el discurso de Angostura expresó: “Que los hombres nacen todos con derechos iguales a los bienes de la sociedad”, pero también reconoce las diferencias que existen entre cada individuo. La igualdad es concebida como una igualdad política para disfrutar los bienes y derechos sociales. “No todos los hombres nacen igualmente aptos a la obtención de todos los rangos, pues todos deben practicar las virtudes y no todos las practican, todos deben ser valerosos y no todos lo son, todos deben poseer talentos y no todos los tienen. De aquí viene la distinción efectiva que se observa entre los individuos de la sociedad más libremente establecida”. Si el principio de la igualdad política es reconocido, no lo es menos el de la desigualdad física y moral. “La naturaleza hace a los hombres desiguales en genio, temperamento, fuerzas y caracteres”. Las leyes corrigen estas diferencias porque colocan al individuo en la sociedad para que la educación, la industria, las artes, los servicios, las virtudes le den la igualdad política y social.

Bolívar sabía que la transición de un régimen esclavista a una democracia cabal debía lidiar con el desconocimiento de los organismos representativos y el atraso político. Este reconocimiento no mermó ni desvirtuó la calidad sinceramente democrática de su pensamiento que aspiraba llevar al plano de la perfección. El ejercicio de la soberanía corresponde a ciudadanos aptos siendo el “saber y honradez, no dinero, lo que se requiere para el ejercicio del poder público”, a su juicio “un hombre sin instrucción no es precisamente un ciudadano” “la aclamación libre de sus conciudadanos, única fuente legítima de todo poder humano”.

Un rasgo formal del poder democrático que Bolívar sigue al igual que Aristóteles, Montesquieu y Locke, es la división de los poderes “El poder debe ser dividido” Propone un gobierno orgánico, efectivo, con diversos órganos entre los que exista un equilibrio que sirva de freno mutuo y garantía común.

El gobierno concebido por Bolívar es un gobierno democrático, republicano, popular, efectivo, sencillo, moderadamente fuerte, capaz de sobreponerse a la anarquía y a la tiranía. Un gobierno con inspiración civil, regido por verdaderos hombres de Estado, civiles, patriotas, respetuosos de la institución armada a cuyo progreso propenderán en la medida de las necesidades de la República.

Su ideal es una patria donde los militares, consecuentes con la historia, cumplan la elevada tarea de su lealtad a la virtud y al Derecho, lealtad a la República y al Porvenir.

Para Bolívar eran incompatibles las funciones ejecutivas y legislativas. La posibilidad de que una misma persona pueda ser juez y parte va contra la ética política. No puede un mismo sujeto servir funciones distintas aunque sean para una misma finalidad pública.

En cuanto a la necesidad de tener un senado o Asamblea diversa y plural dice: “Ya es un principio recibido en la política que tan tirano es el gobierno democrático absoluto como un déspota, solo un gobierno temperado puede ser libre”.

Un aspecto fundamental de la Democracia Bolivariana es la alternabilidad en el ejercicio del poder. De manera que no pueden considerarse ni llamarse bolivarianos quienes auspician y promueven la reelección continuada o indefinida y el mantenimiento de un mismo individuo en el poder por varias décadas. Una breve demostración de esto son los elocuentes pensamientos extraídos de los discursos del Libertador:

“La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos”.

“Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y el se acostumbra a mandarlo, de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la Libertad Republicana y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado que los ha mandado mucho tiempo, les mande permanentemente”

“Nadie sino la mayoría es soberana. Es un tirano el que se pone en el lugar del pueblo, y su potestad, usurpación”.

“Observareis muchos sistemas manejar hombres, mas todos para oprimirlos, y si la costumbre de mirar al género humano conducido por pastores de pueblos, no disminuye el horror de tan chocante espectáculo, nos pasmaríamos al ver nuestra dócil especie pacer sobre la superficie del globo como viles rebaños destinados a alimentar a sus crueles conductores”

“Sólo la Democracia, en mi concepto, es susceptible de una absoluta libertad; pero, ¿cuál es el gobierno democrático que ha unido a un tiempo poder, prosperidad y permanencia?”

“Los códigos, los sistemas, los estatutos, por sabios que sean, son obras muertas que poco influyen sobre las sociedades: ¡Hombres virtuosos, Hombres patriotas, hombres ilustrados construyen repúblicas”

“Sin Moral republicana no puede haber gobierno libre”

“El que no está con la libertad puede contar con las cadenas del infortunio y con la desaprobación universal”.

“Si los votos nacionales se han dignado llamarme de nuevo a la presidencia del Estado, mi deber es someterme reverentemente a su soberanía, más también es mi obligación resistir a la voluntad nacional cuando ella infringe los preceptos de su propia conciencia y viola sus propias leyes. El Pueblo Colombiano ha ordenado que ningún ciudadano le sirve a la presidencia del Estado, más de ocho años. Yo he sido seis años Jefe Supremo y ocho presidente; mi reelección por tanto es una manifiesta ruptura de las leyes fundamentales.”

3 comments:

Ildemaro said...

QUE INTERESANTE SERIA MUY ILUSTRATIVO QUE EL PRESIDENTE LO LEA CON MUCHO DETENIMIENTO.

Aracelis Gámez said...

MUY BUENO ESTE ARTÍCULO

morocho said...

bueno entonces que tambien lea este articulo el gobernador de nueva esparta, el gobernador de carabobo, el gobernador del zulia, antoni ledezma, tambien el premajunche de capriles ratonski, que como siempre se la pasan criticando al comandante chavez nuestro presidente porque siempre le da una pela a todos en las elecciones y le dicen dictador, y ellos ? han sido alcaldes gobernadores concejales diputados toda la vida y hablan de tirania y dictadura, y entonces,? lo que es bueno pal pavo no es bueno pa la pava