Tuesday, March 18, 2008

Cuando se clausura la palabra...






Matar al poeta
Tania Díaz Castro
LA HABANA, Cuba, marzo (
www.cubanet.org) - El 21 de marzo se celebra el Día Mundial de la Poesía. Nada más justo y merecido que referirnos a Heberto Padilla -1932-2000-, uno de los mejores poetas cubanos que, como muchos otros, se vio precisado a residir fuera de su país junto a toda su familia, en busca de la salvación de sus vidas. Dicen que Heberto murió del corazón, como mueren los buenos, en su habitación universitaria de Alabama, cuando apenas tenía 68 años.
Pero Heberto no murió ese día. Lo sé, porque yo lo vi morir de verdad aquella otra noche de 1971, cuando en una pequeña sala de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), no pudo evitar que hombres armados, acostumbrados a matar seres humanos de una forma u otra, doblegaran y dispararan a su noble y valeroso corazón de poeta.Heberto fue mi amigo, como lo fue la poetisa Belkis Cuza Malé, la esposa que lo amó sobre todo en los momentos más difíciles de su vida.
Pude conocerlo más cuando abatido y solitario deambulaba por las calles de La Habana. Traducía la novela Desnudo entre lobos. ¡Qué ironía! Él, desnudo también entre los lobos del dictador, abofeteado impunemente. Llegaba a mi apartamento de 27 del Vedado y conversábamos sobre su amor a Belkis, sobre su proyecto de unirse a ella definitivamente cuando el dictador cubano aprobara al fin su salida del país.
Conocí mucho más su alma meses antes de su partida. Heberto apenas sonreía. La carga de su vergüenza, de su soledad, era demasiada pesada. Para salvarse y salvar a la mujer que amaba había aceptado claudicar de sus ideas. ¡Cuánto lo comprendí diez años después, cuando en un calabozo a mí también me ocurrió lo mismo!
Han trascurrido más de veinte años. El tiempo, que aclara, desmiente, redime y condena, hoy le da toda la razón al poeta. No importa que digan que su corazón se detuvo mientras dormía en Alabama. Heberto soñaba con una Cuba libre. Era mucho su dolor.
Pero la muerte es mentira, sobre todo cuando se trata de estos hombres-poetas que pasan por la vida de los dictadores para enjuiciarlos con su poesía. Heberto tenía toda la razón. Había que quedarse fuera del juego maquiavélico y denunciar, denunciar… Cerrar la puerta, escribir a solas, porque el ojo está obligado a ver cómo en nuestro jardín, mustio, apenas sin flores, pastan los héroes. Así lo dejó cuando marchó para siempre en 1980 y nunca más quiso volver a verlo.
¡Para qué! Los árboles, los más bellos y frondosos están cortados de raíz. El poeta todo lo vio desde lejos, mucho más aquella noche, en Alabama.

EL REGALO

He comprado estas fresas para ti.
Pensé traerte flores,
pero vi a una muchacha que mordía
fresas en plena calle,
y el jugo espeso y dulce
corría por sus labios de tal modo
que sentí que su ardor y avidez
eran como los tuyos,
imagen misma del amor.
Hemos vivido años
luchando por vientos acres,
como soplados de las ruinas;
mas siempre hubo una fruta,
la más sencilla,y hubo siempre una flor.
De modo que aunque no sean
lo más importante del universo,
yo sé que aumentarán el tamaño de tu alegría
lo mismo que la fiesta de esa nieve que cae.
Nuestro hijo la disuelve sonriente entre los dedos
como debe hacer Dios con nuestras vidas.
Nos hemos puesto abrigos y botas,
y nuestras pieles rojas y ateridas
son otra imagen de la Resurrección.
Criaturas de las diásporas de nuestro tiempo,
¡oh Dios, danos la fuerza para proseguir!

(De: Poemas cubanos del siglo XX,Selección: Manuel Díaz Martínez)
HEBERTO PADILLA

4 comments:

vocesdehoy said...

Precioso "EL Regalo" de Heberto Padilla.
"El silencio es apenas un descanso para que perduren las palabras"
ppps

Gracias Teresa por ésta selección, en merecido homenaje a Padilla.

teresa coraspe said...

A veces uno tiene que jugarse la vida, y hasta algún amigo que se moleste. Yo camino con las palabras y el honor de la libertad. ¡Qué bueno que alguien esté conforme con esta selección!, y que seas tú. Un abrazo. Teresa.

Gabriela said...

Como siempre mi mundo pequeñito va creciendo cuando de la mano de amigos voy conociendo a otros poetas.
La otra vez leí de la mano de un Cubano, que "los Cubanos siempre han encontrado maneras sutiles de decir las cosas", no se si es así, pero su escritura es diferente, la tinta viene cargada de otros tonos; uno puede imaginar, fantasear para escribir, pero no es lo mismo que las vivencias, la forma que cada uno tiene de ver su lugar y el mundo.

"Murió del corazón dicen, como mueren los buenos", en mi humilde estudio del corazón se dice que aparte de ser buenos... " El corazón es el organo vital por excelencia situado en el pleno centro del cuerpo". Dice mi libro de cabecera, " las personas con problemas de corazón, se olvidan de sus propias necesidades, de quererse más, y se esfuerzan demasiado en hacer, para recibir el amor que ellos mismo no pueden darse, se toman la vida demasiado a pecho" y la felicidad queda en algún rincón del patio. Eso dicen...

Querida Teresa, gracias por recordarme siempre y tomarte el trabajo de crear un espacio para el crecimiento.

Que tengas un 21 de Marzo lleno de Poesía que endulce cada rincón de TU cuerpo.

Cariños


Gabriela.

Kazilar said...

See here or here